Imágenes captadas en una ceremonia militar ejecutada por las Fuerzas Armadas al servicio de Nicolás Maduro el lunes 27 de abril, sugieren la presunta fabricación en Venezuela de un considerable lote de fusiles de asalto AK-103.

lapatilla.com

En cajas repletas con los fusiles de diseño ruso, se aprecia la identificación de la Compañía Anónima Venezolana de Industrias Militares (Cavim), lo que indicaría que fueron hechas en el país.

“Venimos a hacer la entrega de 1200 fusiles Ak-103 con todos sus accesorios”, comentó el Mayor General chavista Alexis José Rodríguez Cabello.

“Esos fusiles serán utilizados para la defensa integral de la patria”, enfatizó.

El fallecido Hugo Chávez firmó contratos con la compañía rusa Rosoboronexport en 2005 para comprar decenas de miles de fusiles y la maquinaria necesaria para producirlos en Venezuela. Desde el 2017 se lleva a cabo la instalación de un par de fábricas en Maracay, estado Aragua, para elaborar las armas junto a los cartuchos.