Lindemann, de 57 años, regresó el pasado 15 de marzo a Alemania tras actuar en solitario en Rusia y poco después solicitó atención médica al sufrir fiebre alta.

Los médicos le diagnosticaron una neumonía y se le ingresó de inmediato en una unidad de cuidados intensivos de un centro hospitalario berlinés en régimen de cuarentena.

Para confirmar lo que apuntaba esta sintomatología, se le realizó el test del coronavirus y resultó positivo.

La situación del cantante de Rammstein ha mejorado en los últimos días, según informa este viernes (27.03.2020) el periódico alemán Bild. Fuente: (efe).