Tokio.- Dos cargueros, uno de ellos un buque cisterna al servicio de un armador japonés, fueron atacados este jueves 13 de junio cerca del estrecho de Ormuz, informaron fuentes oficiales japonesas en Tokio.

El ataque coincide con el viaje oficial a Teherán del primer ministro japonés, Shinzo Abe, que en las últimas horas se ha reunido con las máximas autoridades iraníes.

El ministro de Economía, Comercio e Industria japonés, Hiroshige Seko, que fue el primero que en Tokio dio cuenta del ataque, dijo que las autoridades niponas están reuniendo información sobre el tema.

“He dado las órdenes necesarias para que sigan recogiendo información de forma integral y que se alerte a los implicados”, agregó el alto funcionario.

Una de las embarcaciones es un buque cisterna de bandera panameña operado por la empresa japonesa Kokuka Sangyo que se dirigía a Tailandia y después a Singapur. Es un buque de 170 metros de eslora y 19.000 toneladas.