Los incendios en Australia han causado un impacto gigante y sumamente negativo para la fauna que habita esta zona del mundo, causando la muerte de más de mil millones de animales e incluso la extinción de varias especies, por lo que el Gobierno de Nueva Gales del sur ha decidido alimentar dicha fauna desde helicópteros

La acción tomada por el Gobierno de Nueva Gales del Sur realizó una gran labor alimentado a miles de animales, entre los que se encuentran los Rock Wallaby o ualabi de roca es un género de canguros que junto a los koalas, han sido mamíferos más afectados.

Fueron arrojados desde el aire más de 2,200 kg de vegetales frescos (Zanahorias, papas), “Los canguros normalmente sobreviven al fuego en sí, pero se han quedado en hábitat que no es el suyo y por lo tanto, sin comida” dijo el ministro de Energía y Medio Ambiente Matt Kean mediante su cuenta oficial de Twitter.