Hace apenas unas semanas algunos medios anunciaban que el magnate venezolano, Oswaldo Cisneros, estaba siendo investigado por el gobierno de los Estados Unidos por presunto “lavado de dinero”.

Pero este sábado 19 de octubre ha dado a conocer el periodista Casto Ocando que ya el gobierno de Donald Trump ha tomado medidas y ha decidido «suspender la visa» al primo y socio de Gustavo Cisneros por «investigaciones sobre comercialización de crudo venezolano«.

Afirma también el periodista venezolano que la medida llega tras «diversas denuncias» contra el empresario que estuvo viculado a compañías de telecomunicaciones en Venezuela como Digitel o Telcel, pero que en 2016 decidió incursionar en el mundo del petróleo de la mano del gobierno de Nicolás Maduro.

Según adelantó el Wall Street Journal, el multimillonario invirtió mil millones de dólares en un campo petrolero cuando el gobierno «buscaba atraer más fondos privados para el sector energético en dificultades».

«Un grupo de empresarios venezolanos liderados por el Sr. Cisneros y que se hacen llamar Delta Petroleum NV firmarán un acuerdo la próxima semana para invertir $ 800 millones en la empresa conjunta PetroDelta con la estatal Petróleos de Venezuela, S.A. en el este del país», precisaba el medio estadounidense.

Según afirmó a principios de octubre de 2019 el diario Voz de América, Cisneros está siendo investigado por la justicia de Estados Unidos, Inglaterra, Suiza y que también «implican a Francisco D’Agostino, Alessandro Bazzoni y Oswaldo Cisneros, quienes son socios en distintos proyectos petroleros en Venezuela».

Fuente: Con información de Jesús M. Torres – Periodista Digital