El comisario Iván Simonovis informó a las autoridades de EEUU de la presencia de Antonio Amado Molina, acusador privado de los funcionarios de la extinta Policía Metropolitana por el caso del 11 abril del 2002, en Miami paseando “descaradamente”.

“El es Antonio Amado Molina, a quien conseguí hoy, paseando descaradamente en Miami, mientras los dignos funcionarios a quienes injustamente acusó, siguen en la cárcel desde hace más de 16 años. Fue el acusador privado, financiado por José Vicente Rangel, por el caso del 11 de abril”, escribió Simonovis en su cuenta de Twitter, acompañado de una imagen del momento en que se encuentra con el acusador.

Según el coordinador especial de seguridad e inteligencia de Venezuela designado por la Embajada en EEUU, Molina se encargó de organizar los círculos bolivarianos para atacar “cobardemente a nuestros abogados y es el responsable de las amenazas en contra de mi esposa y mi familia”.

“Ya informé a las autoridades d su presencia, a fin que tomen las medidas que le corresponden a quienes violan los DDHH en Venezuela”, indicó Simonovis.

El 11 de abril de 2002, funcionarios de la PM intercambiaron disparos con irregulares apostados en el Puente Llaguno, en medio de una protesta multitudinaria que exigía la renuncia del fallecido presidente Hugo Chávez.

Al menos 4 seguidores del gobierno fallecieron en el puente, razón por la cual fueron juzgados y encarcelados, entre ellos Simonovis, quien fue liberado por Juan Guaidó y la operación que dirige en mayo de este año.