Este martes, la Asamblea Nacional (AN) aprobó, durante una sesión ordinaria, un acuerdo en rechazo a la deuda de los bonos de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) 2020.

Las “últimas dos décadas hemos visto la mayor bonanza petrolera y en medio de esa bonanza se hipotecó a Venezuela, 63 mil millones de dólares es la deuda de Pdvsa, se enriquecieron unos cuantos corruptos”, comenzó el diputado Marquina.

Explicó que dicha deuda debe ser asumida por los venezolanos. “El 26 de mayo de 2016 aprobamos un acuerdo ratificando que no se puede emitir un contrato de interés público sin la autorización de AN y que los actos de usurpadores son nulos”, recordó.

“Vimos cómo se hipotecó a la empresa Citgo, la cual garantizaba un mercado seguro de la producción petrolera”, agregó, al tiempo que instó a proteger los activos de los sátrapas.

“Tras los bonos 2020 en 568 millones de dólares se aumentó la deuda de Pdvsa, entregaron un cupón de 1.5 %, uno de los más altos del mercado, vendieron a precio de gallina flaca los activos de la República”, finalizó.

Por su parte, el parlamentario Carlos Bastardo consideró injusto que quieran endosarle la deuda al gobierno interino. “Se hipotecó algo nunca antes visto, los activos de la nación… se fue en corrupción, pillaje”, continuó.

En su consideración, se necesita conocer el estatus de todas las deudas y enfocarse en lo que se necesita para dar con el cese de la usurpación.

De una referencia a la nada

“Tuvimos una empresa prospera… Un ingeniero en Pdvsa era una referencia”,  dijo Andrés Camejo.

“Vamos a seguir trabajando con Guaidó, porque tenemos que rescatar lo que hemos perdido”, sumó.

Consideraciones finales

El diputado Elías Mata relató que el 26 de mayo de 2016 la AN aprobó un acuerdo que sostenía que ningún contrato de interés público que no pasara por el Parlamento no tendría validez.

“En el 2016 ya Pdvsa había perdido 10.900 millones de dólares… y nunca fueron sancionados”.

“Queremos llegar a un acuerdo, pero no podemos avalar que se violen los derechos venezolanos”, finalizó.