El general de división Luis Lara Jaramillo, jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas ecuatorianas, dijo este martes en Miami que analizó con sus pares estadounidenses las actividades ilícitas en la frontera entre Ecuador y Colombia, que están siendo “potenciadas” por el narcotráfico.

El general Lara se reunió hoy en el sur de Florida con el almirante Craig Faller, jefe el Comando Sur de EE.UU. (SouthCom), en el marco del ejercicio multinacional UNITAS 61 que se lleva a cabo desde la semana pasada en la costa ecuatoriana y culmina este jueves.

El militar ecuatoriano recordó durante una videoconferencia con la prensa que este tipo de simulacros, en el que este año participan nueve naciones de la región, están encaminados a coordinar actividades contra el crimen organizado trasnacional, pero también ayuda en casos de desastres naturales y crisis humanitarias y sanitarias como la actual.

Para el general Lara una de las mayores preocupaciones es la “porosa” frontera “de 730 kilómetros entre Ecuador y Colombia”, en la que se desarrollan múltiples actividades ilegales que “están potenciadas por el narcotráfico”.

Entre ellas, el general se refirió al tráfico de armas y explosivos, hidrocarburos y combustibles, como también la minería ilegal y la presencia de “grupos ilegales armados”.

“Tratan de socavar la democracia”

En ese sentido, el almirante Faller resaltó el intercambio de inteligencia, de personal e información que comparten ambas naciones basado en la “confianza” mutua y que permite mejorar los procesos de lucha contra esas amenazas.

Señaló además el “carácter de urgencia” que supone la lucha contra las organizaciones criminales trasnacionales que “tratan de socavar la democracia”.

En ese sentido manifestó que para las autoridades judiciales de Estados Unidos, el presidente en disputa de Venezuela, Nicolás Maduro, es un “acusado de narcotráfico” que trabaja en conjunto con disidencias de las guerrillas colombianas de las FARC y el ELN.

El responsable de las Fuerzas Armadas de EE.UU. que operan en América del Sur y el Caribe (SouthCom) enfatizó que Venezuela se ha convertido en un “paraíso virtual para narcotraficantes”.

Entre tanto, el general Lara dijo a la prensa que el tema de Venezuela se lo deja “a la política internacional de Ecuador”.

Por otro lado, el almirante Faller, que describió UNITAS como el “ejercicio continuo militar más antiguo del mundo“, felicitó “el compromiso” de Ecuador de mantenerse este año como anfitrión de dichas maniobras pese a la pandemia de la covid-19.

“Somos más fuertes cuando trabajamos juntos”, expresó Faller al señalar que los lazos entre ambos naciones “son fuertes”.

“Solidaridad” entre naciones

En ese sentido, el general ecuatoriano recordó que asumieron esa responsabilidad después de 17 años desde la última vez que lo hicieron, y explicó que de los 18 países que habían confirmado su participación el año pasado, la mitad tuvo que abstenerse debido a la pandemia.

El general agradeció a los participantes: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Estados Unidos, Perú, República Dominicana y Uruguay.

Subrayó que más que unidad, en referencia a UNITAS, se debe agregar “solidaridad” entre naciones.

Ambos militares resaltaron que el ejercicio, que se ejecuta a unos 100 kilómetros (70 millas) frente a las costas de Manta, va más allá de las maniobras típicas militares y son una respuesta eficaz a amenazas regionales ya sean criminales o desastres naturales o brindar ayuda humanitaria.

Entre las amenazas que se persigue contrarrestar figuran la ocurrencia de desastres naturales, la pesca ilegal, el crimen organizado, el narcotráfico y todo tipo de actos ilícitos que se cometen en el mar.

Con información de EFE.