Cuesta un poco , pero hay que reconocer que Alex Saab y Alvaro Pulido ( German Rubio ) o tienen un fuerte pacto con sus dioses , los astros siempre se alinean a su favor o tienen unas mentes privilegiadas.Años atrás le pusieron y con razón , el ojo al negocio gasífero y por ello se asocian con TRENACO y otras empresas que hasta ahora desconocemos.
Pactaron con lós jerarcas de PDVSA GAS e incluso les adelantaron cientos de miles de dólares , especialmente a Anton Castillo, pero este último los robó y nunca les cumplio .
La intención de Saab y Pulido era participar activamente en la construcción de gasoducto a Aruba y la exportación de gas a las islas del Caribe y resto del mundo .
También participarían en la construcción y desarrollo de una red de gasoductos que cubriría todo el , principalmente la parte occidental y se extendería incluso hasta Colombia, para lo cual se habían realizado los contactos con la más alta dirigencia del gobierno de Juan Manuel Santos e incluso con este último .
Un negocio con cientos de millones de ganancias , que debió olvidarse temporalmente, pero que piensan retomar ahora con empresas rusas , gracias a sus importantes vínculos con el gobierno de Vladimir Putin.
Saab y Pulido ( Rubio ) resguardan su fortuna en territorio ruso .

El gigante ruso del petróleo Rosneft se beneficiará de condiciones preferenciales en el desarrollo de dos campos de gas en Venezuela, gracias a una enmienda a un acuerdo entre Caracas y Moscú , que se filtró el jueves pasados y donde Saab y Pulido serían intermediarios.

Según la enmienda, Rusia y Venezuela se comprometen a «crear condiciones favorables, evitar discriminaciones y dar asistencia a la sociedad Rosneft y al Grupo Rosneft», filial del grupo ruso en Venezuela, en el desarrollo de dos yacimientos de gas.

Entre esas «condiciones favorables», figura principalmente una exoneración de impuestos en Venezuela para Rosneft, sus proveedores y sus subcontratistas ( entre los que estarán Saab y Pulido ) en la explotación de los dos yacimientos,que se trata de gas de esquisto.
Los dos yacimientos son los de Patao y Mejillones, situados en el mar Caribe frente a las costas del estado de Sucre.
Su explotación por Rosneft, ya conocida, fue integrada en un protocolo sobre la «cooperación en la ejecución de proyectos estratégicos comunes», firmado en 2009 por ambos países. El presidente ruso, Vladimir Putin, aprobó esa enmienda en junio.

Rusia es, junto con China, uno de los principales aliados de Venezuela, que atraviesa una profunda crisis política y económica. Este respaldo incluye a Rosneft, que lleva a cabo varias inversiones en el país.
Una parte de la deuda que tiene Venezuela con Rusia es reembolsada en hidrocarburos, según acuerdos entre la petrolera estatal venezolana Pdvsa y Rosneft.

photo5080504196280723496photo5080504196280723494