El esquivo colombiano Alex Saab Moran, capturado recientemente en Cabo Verde (África) y pedido en extradición en Estados Unidos por lavado de dinero y un sinfín de delitos, al ser testaferro del dictador venezolano Nicolás Maduro, era hombre de confianza del expresidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

Por Sixto Alfredo Pinto | LaOtraCara.co

Esto quedó claro cuando el Gobierno de Santos lo delegó como su empresario favorito para ejecutar un gigantesco y multimillonario convenio de alianza estratégica entre Colombia y Venezuela, mediante el cual se pretendía hacer una sinnúmero de viviendas prefabricadas en el vecino país.

Saab asistió al glamuroso acto del más alto nivel binacional, en que estaban presentes el mismo Santos, el fallecido mandatario Hugo Chávez Frías y su mano derecha Nicolás Maduro, que era su Canciller. De igual forma, se encontraba en el reunión la entonces Ministra de Relaciones Exteriores colombiana, María Ángela Holguín, muy cercana al regimen socialista venezolano, especialmente a Maduro, hoy jefe de Estado del vecino país.