Según los datos del Observatorio Venezolanos de Violencia, cuatro niños y adolescentes murieron diariamente de manera violenta en el país, lo que represente 120 menores de edad al mes


287 niños y adolescentes venezolanos murieron por resistencia a la autoridad durante el 2018, así lo dieron a conocer diferentes ONG durante la presentación del informe especial sobre muertes violentas y otras formas de violencia contra los niños, niñas y adolescentes en Venezuela en 2018.

El presidente del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) Roberto Briceño León, señaló que solo durante el 2018 en el país fueron asesinados 1484 adolescentes, de ellos 174 era niños menores de 12 años.

En la actualidad Venezuela ocuparía el primer lugar con la tasa de muertes violentas más alta en el mundo. Esto determinado por las organizaciones defensora de los derechos humanos Avesa, Cecodap y el OVV, quienes denunciaron que en el país no existen registros oficiales.

De acuerdo con lo señalado por León “niños y adolescentes han sido víctimas de la violencia y por resistencia a la autoridad a lo largo de todo el país”, resaltando la manera de actuar de los cuerpos de seguridad del Estado durante la ejecución de redadas policiales, acciones de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) adscritas a la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y  la represión desmedida contra las manifestaciones.

Aseguró que en todas estas situaciones se vulneran los derechos de los niños y adolescentes, violando la Constitución y los derechos humanos.

El OVV señala que 1 de cada 4 niños asesinados durante el 2018, murió en manos de los cuerpos de seguridad del Estado. A diferencia de 2017 la muerte de jóvenes y niños víctimas de la resistencia a la autoridad aumentó en un 267%.

En el informe se hace referencia a algunos casos de muertes por la represión contra protestas sociales, entre los que figuran José García Fonseca de 17 años, que falleció el 10 de enero en el estado Mérida, también está la muerte de Anderson Luis Oliveros Nuñez de 15 años, asesinado en Maracaibo capital de estado Zulia.

De los 287 jóvenes que murieron a manos de los cuerpos policiales o militares, 276 eran hombres y 30 era mujeres.

Para León el inconcebible que los organismos del Estado no cuentes con las medidas mínimas de para frenar la violencia en los niños y adolescentes, sin el uso excesivo de la fuerza.

Según los datos de estas ONG cuatro niños y adolescentes murieron diariamente de manera violenta en el país, lo que represente 120 menores de edad al mes. Lo equivalente a cuatro salones de clase asesinados cada mes del 2018.

El presidente del OVV, Roberto Briceño León, explicó que en medio de la emergencia humanitaria compleja ha contribuido al acelerado deterioro en las condiciones de vida y el ejercicio de los derechos ciudadanos.

Las entidades con el mayor número de víctimas por muertes violentas son: Miranda, Carabobo, Aragua, Distrito Capital y Bolívar, destacando de manera notable el estado Miranda que casi duplica la victimización de jóvenes con respecto al segundo que le antecede.

El especialista subrayó la gravedad de estos actos, manifestando fuerte preocupación por el incremento de los crímenes por resistencia a la autoridad.

Fuente: Tacualdigital.com