Opinión

Vicente Díaz: Está lejos de la realidad pensar que el gobierno estaba o está caído

“Es una gran estupidez creer que al sentarse a la mesa de diálogo, la oposición le prolongó la vida al gobierno”

“Tarde o temprano, la consecuencia de prescindir del voto popular es la violencia” 

 “Quienes integran la MUD son unos verdaderos héroes que se han mantenido firmes, pese a la persecución y el ensañamiento del Estado”

por Mario Villegas

 

A Vicente Díaz le parece una estupidez creer que la oposición le alargó la vida al gobierno al sentarse a la mesa de diálogo bajo la mediación del enviado papal y demás facilitadores internacionales.

No es verdad, a su juicio, que el presidente Nicolás Maduro estaba o está caído, y que basta con un empujoncito para que se produzca un cambio de gobierno.

En opinión del ex rector del Consejo Nacional Electoral, los resultados que arroje el diálogo no dependerán solo de los cuatro negociadores de la oposición, sino del apoyo y la presión popular.

-¿Cuáles pueden ser las consecuencias de prescindir del voto popular en la búsqueda de soluciones a la crisis que vive el país?

-La consecuencia es la violencia, tarde o temprano. Lo que no va a dejar de pasar es que cese el conflicto, porque las causas que generan la confrontación siguen allí.

-¿Cuánta culpa corresponde al gobierno, al CNE y a la oposición de que no haya sido posible el Referéndum Revocatorio este año?

-El gobierno y el CNE son lo mismo, puesto que el gobierno colonizó al Estado. En ese caso, ellos son los responsables absolutos de la crisis por dos razones; primero, porque dirigen las políticas públicas, que son las causantes de esta calamidad nacional, y segundo, porque son los que tienen las herramientas para resolver la crisis: liberar a los presos políticos, abrir el canal humanitario y recomponer el voto para salir de la crisis. En cuanto a la oposición, esta hizo todo lo que tenía qué hacer.

-¿Fue una violación constitucional no realizar la elección de gobernadores este año 2016?

-Absolutamente, porque el Poder Electoral no tiene competencias para modificar la Constitución y el periodo de las gobernaciones está claramente establecido en la Carta Magna.

-¿Hasta qué punto puede justificarse la suspensión de procesos eleccionarios por la vigencia de estados de excepción o por razones presupuestarias?

-Hasta ningún punto. No existe posibilidad alguna en la Constitución de suspender procesos electorales, porque esos son derechos políticos, y los derechos políticos son parte de los Derechos Humanos que no se pueden suspender.

-¿Comparte el criterio de que al sentarse a la Mesa de Diálogo la MUD le da oxígeno y prolonga la vida del gobierno?

-No. Esa es una gran estupidez. Eso supone pensar que el gobierno estaba caído y que solo faltaba un empujoncito para cambiarlo, lo cual estaba, y está, muy lejos de la realidad.

-¿Cómo califica la decisión de la Mesa de Diálogo de repetir las elecciones parlamentarias en el estado Amazonas?

-Es el inicio de una salida política a una crisis institucional, generada por la decisión judicial ordenada por el gobierno, para eliminarle los dos tercios a la oposición en la Asamblea Nacional.

-¿Consideraría un fracaso que al final de la Mesa de Diálogo no se acuerde celebrar el Referendo Revocatorio o un adelanto de las elecciones presidenciales?

-El resultado de la mesa de diálogo no va a depender de lo que pase dentro de ella en exclusividad. Es mentira que cuatro personas negociando en nombre de la oposición vayan a lograr lo que no se logre con la presión periférica. Vamos a ponerlo como si fuese un juego de dominó o de cartas, donde los jugadores pueden ser muy hábiles, pero si no tienen buenas piedras o naipes no es mucho lo que puedan hacer. Las cartas y piedras del gobierno son el Poder Electoral, el Poder Judicial, las FANB, el Sebin, la chequera de PDVSA, los grupos paramilitares, y las cartas y piedras de la oposición se constituyen solo por la mayoría en la opinión pública, que solamente se convierten en buenos naipes o piedras en la medida que están movilizadas y presionando. Es decir, que para que se dé el mejor resultado esperado en la mesa de diálogo, se requiere de dos cosas: primero, el incremento de la presión y el juego fuera del tablero, y la segunda, una estrategia común de parte de los jugadores, que incluye la no improvisación y la no creación de falsas expectativas y ultimátums.

-¿Pero sería o no un fracaso no lograr el Revocatorio o el adelanto de las presidenciales?

-El fracaso o éxito depende de las expectativas y de las posibilidades reales. En Venezuela ha habido una ruptura del Estado de Derecho, un desgarramiento del hilo constitucional, y el principal objetivo que debe tener cualquier demócrata u opositor es que se restituya el Estado de Derecho. A mi modo de ver, ese es el principal objetivo en la mesa de negociación. Eso significa que haya un cronograma electoral perfectamente establecido e inmodificable, que se liberen los rehenes políticos y que se recomponga el equilibrio de poderes, que es lo que caracteriza a una República. Si esas tres cosas se dan, el resultado es absolutamente exitoso. Si eso no se da, obviamente que sería un fracaso, no del diálogo, sino de la lucha. El diálogo es una expresión de la lucha, uno de sus frentes.

-¿Es usted de quienes defienden, o le tiran peñonazos a la MUD?

-Yo considero que quienes integran la MUD son unos héroes, y no tengo ningún reparo en decirlo. La MUD es la confederación de partidos opositores, cuyos integrantes han ido presos, golpeados, vejados para entrar al Parlamento, tienen prohibición de salida del país, han sido expulsados del Parlamento, algunos están exiliados, son víctimas de la persecución y el ensañamiento del Estado, y a pesar de eso, se han mantenido absolutamente firmes en su lucha.

-¿A qué se debe que nuestro “mejor sistema electoral del mundo” sea a la vez de los más lentos del planeta para dar a conocer los resultados de las votaciones? ¿Hay razones hoy para dudar de la confiabilidad técnica del CNE?

-El sistema electoral venezolano está, efectivamente, entre los mejores y es el más rápido del mundo. Lo que sucede es que por decisión de naturaleza normativa y política, los resultados no se emiten en la medida que van llegando. Eso no tiene que ver con el sistema, sino con una decisión normativa de la autoridad electoral. Los que se anuncian en la mayor parte de los países son el resultado de conteos preliminares, a partir de conteos rápidos hechos por los medios de comunicación o la propia autoridad electoral a través de centros marcadores, pero siempre con carácter preliminar. No hay ninguna razón para desconfiar técnicamente del sistema electoral. A diferencia de que sí hay razones para desconfiar de decisiones políticas del CNE.

-¿Siendo rector del CNE tuvo usted acceso a la partida de nacimiento del entonces candidato Nicolás Maduro, exhibida en TV por su colega Tibisay Lucena?

-No, entre otras cosas porque el CNE tiene distribuidas varias de sus responsabilidades, y que para postularse no hace falta la partida de nacimiento, no lo pide la ley. Y en segundo lugar, porque esa postulación no fue impugnada. De haberlo sido, le habría sido requerida a Nicolás Maduro la documentación correspondiente.

-¿Está conforme con la actuación del rector Luis Emilio Rondón?

-Estoy absolutamente conforme con su actuación. Él ha hecho todo lo que está a su alcance para defender el marco constitucional.

-¿Cómo evalúa la lista que procesa el comité de postulaciones para ocupar las vacantes en el CNE?

-Hay ahí venezolanos de primer nivel, gente absolutamente honorable que sería un orgullo para el país tenerlos como rectores.

mariovillegas100@gmail.com @mario_villegas

QuintoDía

Share:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: