Cultura

«Venezuela debe terminar de enterrar a Bolívar»

Resumir la historia de un país en menos de 250 páginas debe ser un completo desafío. «La historia mínima de Venezuela», coordinada por el historiador y numerario de la Academia Nacional de la Historia, Elías Pino Iturrieta, siguió los pasos de «Nueva historia mínima de México», un libro coordinado por el maestro Daniel Cosío Villegas que por medio de un exhaustivo trabajo de investigación logró resumir diez grandes tomos de batallas e hitos históricos en un pequeño libro de bolsillo.

La esencia del proyecto corresponde a una dosificación de la historia para los lectores de a pie, ya que, en palabras de Elías Pino a ABC, «la historia profesional siempre ha sido muy erudita, de grandes volúmenes y documentos», lo que lo considera una limitación para el intelecto. En sus páginas pretende dar cuenta de las profundas crisis que ha atravesado Venezuela a lo largo de sus poco más de 200 años de Independencia y vislumbrar un panorama más positivo para el entresijo económico, político y social que la tiene hundida en la miseria y la desolación.

Se remonta a la Venezuela colonial con la llegada de Cristóbal Colón al territorio oriental desde donde el primer momento se dio cuenta del «esplendor físico fundamentado en la triada: territorio, biodiversidad y recursos naturales». En ese primer gran capítulo el autor, Manuel Donís Ríos, concluye que el país para el siglo XVI no estaba unificado a pesar «del esfuerzo centralizador de las instituciones borbónicas con sede en Caracas» y que como no hubo esa integración nacional «las consecuencias las vivió después la república».

Elías Pino Iturrieta dice a este diario que el libro explica las razones por las cuales Venezuela llegó a la hecatombe: «El impedimento para la creación de la república fue fundamental, tenemos una república fallida y como no ha podido establecerse, estos elementos antirepublicanos o negadores de la república populistas, demagógicos encuentran espacios para establecerse y permanecer en el tiempo».

Las crisis forman parte de la historia de Venezuela: la guerra de la Independencia, la guerra Federal (guerra civil), la dictadura gomecista (37 años de oscuridad) estas han sido tan solo unas de las etapas más «horrorosas» que se superaron en su tiempo. «Nosotros mismos hemos salido de las crisis, nunca hemos necesitado del foráneo«, comenta el autor con especial hincapié, al tiempo que señala que la diferencia entre esas crisis históricas y la que viven actualmente corresponde al origen, «las anteriores están marcadas por la violencia, hubo una guerra contra España y luego una civil, la crisis actual surgió en tiempo de paz». Por otro lado, menciona las crisis anteriores fueron alimentadas por la pobreza y en este caso es la Venezuela opulenta, establecida y moderna que se mete en el interior de la crisis.

Al preguntarle al historiador por la figura de Bolívar y si Chávez se había inspirado en el de los libros o lo diseñó a su manera aseguró que «Chávez tuvo el talento de juntar al Bolívar popular, plebeyo, arrabalero con el Bolívar culto de las academias y crea a un líder extraordinario». Y aseguró: «Venezuela debe de terminar de enterrar a Bolívar».

Según Elías Pino, la verdad única que deben saber todos «es que Bolívar murió en 1830 y como todos los hombres dejó de existir y solo es un personaje histórico». «El manifiesto de Cartagena, la Carta de Jamaica y su testamente probablemente sirvieron para su época pero no para ahora», sentenció.

Fuente: Gabriela Ponte

Share:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: