Noticias

Trump no permitirá «las prácticas injustas» en el comercio con EE.UU.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado en Davos que no permitirá más que se incumplan las reglas comerciales y ha apostado por potenciar el «comercio libre» para conseguir que no solo funcione en beneficio de su país, sino también para todos. Trump ha valorado el tiempo que lleva al frente del Gobierno estadounidense y ha indicado que la economía de su país «nunca ha estado en un mejor momento». En este sentido, ha citado los siete billones que ha ganado la Bolsa de su país desde que llegó a la Casa Blanca hace un año, la recién aprobada reforma fiscal y los puestos de trabajo creados en los últimos meses. [Sigue en directo el Foro de Davos]

Desde la tribuna de Davos, Trump se ha mostrado optimista respecto a la situación económica internacional y ha declarado que «ahora es el momento de invertir en América porque se han tomado medidas de reducción de impuestos y de reducción de trámites burocráticos que facilitaran los negocios y aumentar el crecimiento del país».

«América está de vuelta y nunca hasta ahora lo habíamos hecho tan bien», afirmó Trump cuya intervención comenzó con una banda de musica la cual actúo durante unos minutos en la escena del centro de congresos de Davos. «Este es el momento de invertir en Estados Unidos», añadió inmediatamente el presidente norteamericano.

«América está de vuelta y nunca hasta ahora lo habíamos hecho tan bien»

«Desde mí llegada a la presidencia lo estamos haciendo mejor que nunca, hemos creado unos 2′4 millones de puestos de trabajo y reducido considerablemente el desempleo incluso entre la comunidad hispánica. América recibirá a las empresas que crearán nuevos negocios y oportunidades», agregó el mandatario.

Trump, que había anunciado su venida a Davos en el ultimo momento, explicó que «América sea lo principal para mí, no quiere decir que quiera una América solitaria, »saliendo al paso de las críticas de las que ha sido objeto su política económica desde su llegada a la Casa Blanca. Sin embargo, algunos reprochan al presidenteque se haya limitado a hablar exclusivamente de Estados Unidos.

Dirigiéndose a los líderes de las grandes empresas presentes en Davos,Trump los animó a venir a Estados Unidos donde el momento es excelente para que las empresas hagan negocios, tras los recortes de impuestos y la reducción de las medidas burocráticas la situación para las empresas es excelente. Asimismo, el presidente estadounidense ha defendido la reforma fiscal que ha aprobado porque propicia «un entorno de inversión» y ha recordado el plan anunciado por Apple para repatriar más de 200.000 millones de euros a EE.UU. «La confianza de los inversores, fabricantes y los consumidores rebasa las cifras de hace décadas», ha alegado

El discurso de Trump, que ha mantenido en vilo a la clase política durante los últimos días, clausura la sesión anual del Foro Económico de Davos y ha servido a Trump de plataforma mundial para explicar su política económica. Sin embargo, no se ha oído nada nuevo sobre la economía mundial ya que Trump ha hablado principalmente de Estados Unidos.

«Creo en América», y al igual que los líderes de los demás países siempre pondré primero a América. «Es el momento de contratar y de construir en América», declaró Trump afirmando que quería que su mensaje fuera simple y claro. «América está abierta para los negocios», subrayó.

En una señal de apertura al exterior, Trump ha indicado que el país está abierto a negociar acuerdos comerciales bilaterales o no que beneficien a toda la comunidad internacional, entre los que incluye los países del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TTP, por sus siglas en inglés).

Hacer frente a Irán

En el plano internacional, Trump ha pedido a los socios de su país a «invertir en su propia defensa» y a hacer frente al apoyo de Irán al terrorismo y a «bloquear su camino hacia un arma nuclear». Además, Trump ha avanzado que la coalición ya ha recuperado casi el 100% del territorio ocupado por Daesh.

El Foro Economico Mundial (FEM) ha estado muy pendiente del discurso que Donald Trump ha pronunciado en Davos bajo condiciones de seguridad draconianas que han impedido incluso que los periodistas presentes lleven consigo una botella de agua al interior de la sala donde se celebrará la reunión.

Antes de comenzar su intervención, el máximo representante de Estados Unidos se mostró muy optimista y satisfecho de ver a tanta gente a su alrededor, « Nunca había venido aquí tanta gente », declaró. Bajo el crepitar de los flashes de los fotógrafos, Trump declaró que las informaciones publicadas por el New York Times sobre el despido de Robert Mueller son falsas, «Falsas, como a menudo ocurre ocurre con las que publica este diario », afirmó mientras bromeaba diciendo «Espero que os hayaís desplazado para ver a Klaus», refiriéndose al patrón del FEM, Klaus Schwab.

Esta mañana Trump se entrevistó con el presidente de Ruanda y presidente de la Unión Africana, Paul Kagame, al que le rogó que transmitiera un caluroso saludo a los jefes de estado de este continente los cuales, recientemente, habían protestado por las declaraciones de del presidente norteamericano calificando estos países de «países de mierda».

Trump cubrió de elogios a Kagame con el que, según afirmó, mantuvo una conversación maravillosa y excelente bajo todos los puntos de vista. Por su parte Kagame calificó la entrevista de positiva explicando que habían hablado de la situación económica muncial y de los intercambios comerciales.

Share:

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: