Mundo

Trump asegura arsenal nuclear de Estados Unidos debe expandirse

Sus expresiones surgen luego de que Vladimir Putin hiciera expresiones similares sobre Rusia

El presidente electo Donald Trump dijo el jueves que Estados Unidos debería aumentar su arsenal nuclear, una aparente reversión de décadas de reducción del armamento atómico del país conocida horas después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, dijera que el arsenal de su país también debería fortalecerse.

“Estados Unidos debe fortalecer y expandir enormemente su capacidad nuclear hasta que llegue el día en que el mundo entre en razón respecto de las armas nucleares”, dijo Trump en un tuit.

Putin dijo previamente el jueves en un discurso que su país también debería impulsar su fuerza nuclear: “Necesitamos mejorar la capacidad de combate de las fuerzas nucleares estratégicas, principalmente mediante el fortalecimiento de los complejos misilísticos que tengan garantizado penetrar sistemas de defensa actuales y futuros”, dijo.

El índice Global X Uranium ETF subió a un máximo de la sesión tras los comentarios de Trump, mientras que las acciones de la minera de Colorado Uranium Resources Inc. llegaron a escalar 27 por ciento antes de reducir los avances.

El presidente Barack Obama, por una parte ha reducido el arsenal nuclear estadounidense -en un acuerdo con Rusia a comienzos de su mandato- y, por otra, ha intentado modernizarlo con el reemplazo de miles de bombas y misiles. Su plan de modernización -que la Asociación de Control de Armas indicó costaría hasta US$1 billón en 30 años- ha sido criticado por los partidarios de la desnuclearización, quienes advierten que podría impulsar una nueva carrera armamentista con Rusia y China.

Más en general, Trump ha dicho que intentará agrandar las fuerzas armadas de Estados Unidos, lo que incluye la construcción de docenas de nuevos barcos para la Marina, al tiempo que controla los costos.

‘Estela de proa’

Lockheed Martin Corp., Boeing Co. y Northrop Grumman Corp. están compitiendo para desarrollar misiles balísticos intercontinentales de última generación para la Fuerza Aérea, proyecto cuyos costos se prevén en no menos de $85,000 millones. Esa es solo una parte del plan de modernización que contribuirá a lo que los analistas del sector de defensa denominan la creciente “estela de proa” de gasto en grandes armas durante la próxima década, situación que enfrentarán los futuros presidentes.

Las compañías del sector de defensa se beneficiarán del resurgimiento del gasto militar prometido por Trump y que ya está en curso en Europa Occidental y Asia conforme aumentan las tensiones globales. El miércoles, Trump se reunió con ejecutivos tanto de Lockheed Martin como de Boeing en Florida, junto con un grupo de altos oficiales del Pentágono, para analizar el gasto militar. Entre los participantes estaba el vicealmirante James Syring, quien encabeza la Agencia de Defensa Misilística del Pentágono.

“Estamos tratando de bajar los costos”, dijo Trump a la prensa en breves declaraciones a la

entrada del complejo turístico en que se reunieron tras la partida de los funcionarios.

Por Bloomberg

Share:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: