Economía

Solicitarán a distintas instancias del Estado reapertura de los Operadores Cambiarios fronterizos

Las oficinas de los operadores cambiarios fronterizos, que se dedicaban a la compra-venta de pesos y bolívares, cesaron su actividad en agosto del año pasado por orden militar. (Foto/JGH)

 

Los operadores cambiarios fronterizos de San Antonio y Ureña, por medio de un equipo de abogados, iniciarán gestiones ante el Banco Central de Venezuela y de ser necesario ante instancias judiciales, para reabrir las oficinas de cambio, que están cerradas desde hace más de ocho meses, publica La Nación.

Las oficinas de los operadores cambiarios fronterizos, que se dedicaban a la compra-venta de pesos y bolívares, cesaron su actividad en agosto del año pasado por orden militar, luego que el Gobierno venezolano ordenara el cierre de la frontera con Colombia y decretara estado de excepción en varios municipios de la entidad tachirense.

“Vamos a hacer gestiones ante las instancias correspondientes para ver si abren las agencias de cambio. Solicitaremos una cita ante la presidencia del Banco Central de Venezuela, y de ser necesario introduciremos un recurso ante el Tribunal Contencioso Administrativo de la ciudad de Caracas”, dijo un representante de la Asociación de Operadores Cambiarios Fronterizos.

Los operadores solicitarán la reapertura de las agencias, ya que tras el cierre, un número de familias quedó sin trabajo y la actividad de compra-venta de pesos y bolívares que se sigue haciendo en la zona fronteriza, ahora está en manos de la informalidad.

“Los únicos que tienen autorización por el Banco Central de Venezuela y la Superintendencia para hacer esta transacción, son los operadores cambiarios fronterizos, pero ante el cierre de las agencias ahora cualquier persona hace libremente esta actividad sin ningún control del Estado”, agregó la fuente.

Las agencias de cambio del eje San Antonio-Ureña están cerradas desde hace más de ocho meses.

La orden se dio de manera verbal por un funcionario militar en el marco del estado de excepción que imperaba en ese momento.

“Allí no hubo ninguna orden por escrito, solo vino un militar y dijo que cerráramos, y todo mundo tuvo que cerrar. Antes hubo unos documentos que produjo la Superintendencia de Bancos, pero nosotros ya habíamos ejercido los recursos correspondientes ante las instancias judiciales correspondientes y estábamos esperando respuesta”, agregó.

Ante la situación en la que se encuentran, los operadores pedirán entrevistarse con el presidente del Banco Central de Venezuela para plantear el problema, y según lo que allí les indiquen, seguirán insistiendo ante el Tribunal Contencioso Administrativo.

Para el momento del cese de actividades en agosto del año pasado, en el eje San Antonio-Ureña estaban laborando 14 oficinas de Operadores Cambiarios Fronterizos.

José G. Hernández
Share:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: