Economía

Slim se vende a sí mismo la joya americana de Portland

En medio de la polémica opa -Oferta Pública de Adquisición- que FCC ha lanzado sobre su filial Cementos Portland, el propietario último de sendas empresas, Carlos Slim, se ha vendido a sí mismo una de las joyas de la corona de la cementera.

La jugada es la siguiente: la compañía mexicana Elementia ha firmado una carta de intenciones para comprar un 55% de la estadounidense Giant, a la sazón, una de las mayores filiales de Cementos Portland. Se da la circunstancia, según ha adelantado Reuters, que Elementia es una participada del propio Slim, quien no ha desvelado el precio acordado para la transacción.

Slim controla Portland a través de su participación en FCC y nombra a varios miembros del consejo de administración, entre los que se encuentra el consejero delegado de la compañía, Gerardo Kuri Kaufmann, ex directivo de Carso y también consejero en Elementia, según reconoce él mismo en su perfil de LinkedIn y el grupo FCC en los comunicados oficiales que ha hecho sobre su nombramiento.

Defensa de los minoritarios

Un grupo de accionistas minoritarios de Portland, que actúa desligado de ningún grupo organizado como Aemec, lleva meses requiriendo ante la CNMV -Comisión Nacional del Mercado de Valores- que exija a Slim elevar el precio de su opa, ya que ésta se ha formulado muy por debajo de las propias valoraciones que ha utilizado el azteca para ampliar capital en FCC y para justificar sus cuentas anuales.

En concreto, Slim ha puesto sobre la mesa 6 euros por acción, importe un 42% inferior a los 10,3 euros de valor teórico contable que reconoce a Portland, y un 55% más bajo de los 13,5 euros en que la propia FCC ha determinado el valor en uso de su filial, valoración que le ha permitido evitar un agujero contable de cerca de 300 millones de euros.

Estos mismos minoritarios, consultados por El Confidencial, van a hacer un nuevo requerimiento ante la CNMV con motivo de la venta a Elementia y, entre otros aspectos, va a solicitar conocer el precio del acuerdo, ya que impacta directamente en la valoración de la cementera opada, y qué miembros del consejo de administración de Portland han aprobado la operación, debido a que los dominicales pueden haber incurrido en un conflicto de interés, y el independiente, debe velar por los intereses de los minoritarios.

Share:

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: