Entretenimiento

Shakibecca, la doble venezolana de Shakira que está revolucionando Instagram

Shakibecca durante una actuación reciente imitando a la artista colombiana (Instagram)

La venezolana se está dando a conocer gracias a una fuerte campaña en las redes sociales

Por Albert Domènech

Shakira es una de las cantantes con más seguidores en todo el mundo. No hay duda. Aunque si profundizamos en el término fan, encontramos distintos matices que van desde el amante de su música, casos mayoritarios, a los que van más allá y tienden un espectacular puente con la intérprete que, en casos concretos, puede rozar la obsesión.

Es en esta tesitura es donde hay que enmarcar el caso de Rebecca Maiellano, una joven venezolana que, más allá de una buscada coincidencia física con la de Barranquilla, también destaca por sus dotes como cantante y bailarina. El resultado es el que muchos de vosotros habéis deducido por el titular, el nacimiento de Shakibecca, un clon de Shakira que está cobrando protagonismo gracias especialmente al poder de las redes sociales.

Maiellano empezó a imitar a la cantante cuando tenía 12 años, y lo que empezó como un simple hobby ha derivado en una carrera artística que, aunque nada tiene que ver con la original, cuenta con muchos seguidores en lugares como México donde vende prácticamente todas las entradas para sus recitales.

“Mi fin último es poder copiarme a mí misma y arrancar mi propia carrera”, ha asegurado en alguna entrevista la improvisada estrella. La venezolana ha sacado rédito a su parecido físico con la colombiana logrando, además, imitar todos los bailes de Shakira y calcar su vestuario, gracias a modistas de programas de televisión que le consiguen imitaciones muy bien logradas.

 

¡Feliz de que ya sea #sábado y pueda compartir con todos ustedes tantas nuevas y buenas noticias! Becca.

A post shared by Rebecca Maiellano (@shakibecca) on

Shakibecca se ha visto obligada a cambiar su estilo de vida para poder mostrar el despliegue físico de su clon original encima de los escenarios. Alimentación y días enteros de gimnasio son la base de la receta de esta chica de 33 años que ya había participado en televisión con 15 años personificando a Shakira. Esta actuación le abrió las puertas para que otros programas, como Parodiendo en México, le abrieran las puertas con la intención de que su imitación no cayera en el olvido.

Maiellano compaginaba entonces sus actuaciones en el programa con los estudios de periodismo, aunque no fue hasta los 29 años que empezó a centrarse en su particular show, ya con el nombre de Shakibecca. Ya son cinco años de un espectáculo que tiene club de fans en Barcelona. La venezolana estuvo en 2005 viviendo en Orense trabajando para una orquestra, y ahora le gustaría volver a España con su nuevo show.

Una última pregunta que muy probablemente se haga el lector es, ¿qué pensará Shakira, la de verdad, de esta imitación con la que puede sacar un beneficio económico? La colombiana tuvo la oportunidad de conocerla a través de un vídeo que le enseñaron en el programa de televisión Despierta América, donde mostró su asombro por su clon. “Me has dejado con la boca abierta. Lo haces increíblemente bien, hasta el punto que en el algún momento pensé que era yo, pero creo que lo haces mejor”, aseguró la artista ante las cámaras.

Shakibecca no pudo contener la emoción y las lágrimas al escuchar las palabras de Shak, tal y como publicó ella misma en su cuenta de Instagram donde cada vez tiene más seguidores. La buena noticia para Shakira, más allá de ver el amor que le pueden llegar a profesar sus fans, es que sabe de primera mano que si algún día quiere tomarse un descanso durante algún recital, tiene una buena opción sobre la mesa. Aunque conociendo a los fans de la de Barranquilla, al final, el truco quedaría al descubierto. Y es que una copia jamás fue mejor que la original, por muy bien que funcione el marqueting en las redes sociales.

Shakibecca no pudo contener la emoción y las lágrimas al escuchar las palabras de Shak, tal y como publicó ella misma en su cuenta de Instagram donde cada vez tiene más seguidores. La buena noticia para Shakira, más allá de ver el amor que le pueden llegar a profesar sus fans, es que sabe de primera mano que si algún día quiere tomarse un descanso durante algún recital, tiene una buena opción sobre la mesa. Aunque conociendo a los fans de la de Barranquilla, al final, el truco quedaría al descubierto. Y es que una copia jamás fue mejor que la original, por muy bien que funcione el marqueting en las redes sociales.

La doble internacional de Shakira se gana la vida haciendo conciertos imitando a la de Barranquilla

LaVanguardia

 

 

Share:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: