Noticias

Rompe el corazón: Han muerto 100 recien nacidos en el Hospital de Mérida este año

Bebé en encubadora – foto de archivo

100 neonatos murieron a consecuencia principalmente de las infecciones nosocomiales (adquiridas en el área hospitalaria)

Los padres deben llevar tubos endotraqueales, sondas de aspiración, drenajes de tórax, antibióticos e inyectadoras hasta las fórmulas lácteas, además les solicitn el jabón líquido y el papel absorbente para realizar la limpieza de manos antes de ingresar al área de neonatología

Por Emmanuel Rivas

De un total de 1.054 ingresos al área de neonatología del Hospital Universitario de Los Andes (Hula) desde el primer de enero hasta el 31 de julio del año 2017, 100 neonatos murieron a consecuencia principalmente de las infecciones nosocomiales (adquiridas en el área hospitalaria). Así fue informado por Janaika Machado, jefe del área de Neonatología del hospital merideño.

Machado explicó que la muerte de neonatos se produce por diferentes causas: prematurez; asfixia, malformaciones congénitas; sin embargo, la primera causa de muerte en recién nacidos son las infecciones adquiridas por gérmenes nosocomiales, que representan un 47% de las muertes de neonatos que se registran en el principal centro de salud de Mérida.

Otra situación que preocupa no sólo a la jefe de neonatología sino al personal y a los padres de los neonatos, es la falta de antibióticos. “Hasta hoy (jueves 3 de agosto) hay antibióticos en el área de neonatología: ampicilina y los aminoglucósidos como gentamicína y amikacína, antibióticos que son altamente necesarios para contrarrestar los gérmenes de la madre o que el recién nacido pudiera adquirir en sus primeras horas de vida”.

Machado destacó que las autoridades sanitarias intentan darle prioridad a la Unidad de Alto Riesgo Neonatal, por ser esto lo que demuestra la calidad de vida de un país. “Sin embargo, la crisis de medicamentos e insumos ya está arropando también a las autoridades hospitalarias, quienes nos informaron que no se comprarán más antibióticos no sabemos hasta cuándo”.

Desde tubos endotraqueales, sondas de aspiración, drenajes de tórax, antibióticos e inyectadoras hasta las fórmulas lácteas están siendo solicitadas a los padres, quienes además deben llevar el jabón líquido y el papel absorbente para realizar la limpieza de manos antes de ingresar al área de neonatología. “En un principio, la solicitud a los padres era ‘a veces’;  ahora es ‘todo el tiempo’, contraviniendo lo que establece la Constitución nacional en su artículo 83” [La salud es un derecho social fundamental, obligación del Estado, que lo garantizará como parte del derecho a la vida…].

Por ser esta la única unidad de alto riesgo neonatal en Mérida, donde además se atiende a pacientes de Táchira, Sur del Lago, Barinas y otros estados cercanos, el hacinamiento también se hace presente en esta área de hospitalización. “La capacidad real es de 28 recién nacidos, ocho para el área de terapia intensiva neonatal y 20 para el área de cuidados intermedios; a pesar del espacio, hemos llegado a tener 63 recién nacidos, lo que nos ha obligado a ubicarlos en cunas y no en incubadoras, como debería ser”.

La situación que se está presentando en la Unidad de Alto Riesgo Neonatal es del conocimiento de las autoridades del hospital merideño y de los demás organismos de salud. “A pesar de que nos han dicho que no hay insumos, seguimos insistiendo en las necesidades que tiene la unidad”, finalizó Janaika Machado.

Con información de El Pitazo.

Share:

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: