Noticias

Presidente Filipino Rodrigo Duterte, un matón implacable

Presidente Filipino Rodrigo Duterte

Rodrigo Duterte asegura que mató “personalmente” para enseñar a los policías cómo debían hacerlo

“Quería mostrarles que si yo podía hacerlo, ellos también”

“Hitler masacró a tres millones de judíos. Ahora hay aquí tres millones de adictos. Me gustaría masacrarlos a todos

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, sigue alimentando su leyenda de hombre excéntrico e implacable. La última intervención con la que ha sorprendido al mundo le ha llevado a reconocer que él mismo mató a supuestos criminales cuando era alcalde de la ciudad de Davao para aleccionar a la policía sobre cómo debían actuar.

En Davao solía hacerlo personalmente. Simplemente para mostrarle a los muchachos (policías) que si yo lo podía hacer, ellos también”, dijo Duterte en su discurso en el palacio presidencial ante un grupo de empresarios. El mandatario se refería así a la campaña para erradicar el narcotráfico que emprendió con su llegada al poder el pasado 30 de junio y que ya se ha cobrado miles de vidas en forma de asesinatos y violencia.

Al evocar a los muertos por la policía en la actual guerra contra el narcotráfico, Duterte dijo que había encabezado una política similar cuando era alcalde de Davao, la principal ciudad del sur que dirigió durante las últimas dos décadas.

“Salía por Davao con una motocicleta, una moto enorme. Patrullaba las calles y buscaba problemas, realmente estaba buscando una confrontación para poder matar“.

Duterte respondió además a las críticas de organismos de defensa de los derechos humanos y del presidente norteamericano Barack Obama sobre su brutal campaña contra los narcos, asegurando que la seguirá implementando. “Si piensan que la voy a detener porque me da miedo que Obama se sume a los de derechos humanos, lo siento, no lo voy a hacer”, dijo.

Esos organismos acusaron a Duterte de participar en escuadrones de la muerte que eliminaron a más de 1.000 personas en Davao. Duterte ha oscilado alternadamente entre el desmentido y el reconocimiento de su participación.

Desde que es presidente, la policía informó haber matado a 2.086 personas en operativos antidroga. Otras 3.000 murieron en circunstancias no aclaradas, según cifras oficiales.

El pasado fin de semana, un amplio reportaje publicado en The New York Times documentaba el modus operandi de los sicarios y el rastro de sangre y dolor que se ha extendido por las ciudades filipinas en los últimos meses. “Nos están matando como animales”, aseguraba uno de los testimonios recogidos por el periodista Daniel Berehulak.

Comparación con Hitler

Tampoco es la primera vez que el mandatario filipino muestra su querencia hacia este tipo de comportamientos. El pasado mes de septiembre prendió la mecha al compararse con Adolf Hitler y reconocer que quería matar a los tres millones de drogadictos que dice que hay en el país.

“Hitler masacró a tres millones de judíos. Ahora hay aquí tres millones de adictos. Me gustaría masacrarlos a todos“, dijo entonces Duterte ante la prensa. “Si Alemania tenía a Hitler, Filipinas tendrá mis víctimas, que querría que fueran todos los criminales para acabar con el problema de este país y salvar a la próxima generación de la perdición”, afirmó el dirigente.

Share:

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: