Tecnología

¿Por qué la huella de una persona muerta no puede desbloquear un smartphone?

En el año 2013, con el lanzamiento del iPhone 5s, la compañía Apple fue la primera en incorporar sensores de huellas digitales en sus dispositivos. Con esta novedad se inició un debate sobre la protección de datos. El sistema de administración de huellas dactilares fue evaluado por expertos en seguridad quienes expresaron que el sensor era seguro.

Una prueba extrema es tratar de desbloquear un teléfono protegido por un administrador de huellas dactilares con el dedo de una persona muerta o desmembrado. El resultado fallido hizo que los más escépticos se convencieran de la seguridad del sistema; pero ¿por qué no se puede desbloquear?

Los sensores de huellas digitales incorporados en los teléfonos inteligentes usan el mismo principio que los sistemas de identificación de propiedad estatal: suponen que cada huella digital humana es única. Porque ni siquiera los gemelos idénticos tienen la misma huella digital.

El escáner de huellas digitales, que generalmente se integra en el botón de inicio en el teléfono inteligente, escanea la superficie del dedo con un sensor y crea una imagen digital. Esto se compara con la huella digital almacenada sobre la base de muchas características.

Pero, no sólo se tiene en cuenta la superficie de la piel para la identificación, sino que también se escanean las capas más profundas de la piel. Las regiones inferiores de la piel aseguran el llamado “reconocimiento de vida” para el sensor de dedo.

Utilizando tecnología infrarroja, el software verifica posibles fraudes al examinar el tejido. En pocas palabras, el tejido vivo refleja los rayos infrarrojos y el tejido muerto los absorbe. Los teléfonos móviles con escáneres de huellas dactilares dificultan así que los estafadores copien una impresión de, por ejemplo un vaso, y traten de desbloquear el teléfono sujetando esa copia al escáner de huellas digitales.

Esto se debe a que, en la mayoría de los teléfonos inteligentes, la identificación de huellas dactilares funciona a través de la conductancia eléctrica. Todos tenemos un poco de electricidad corriendo por nuestros cuerpos. Cuando colocamos las puntas de los dedos en un escáner de huellas digitales, las crestas de nuestra huella digital tocan la superficie, mientras que los valles no.

Pequeños condensadores, dispositivos que almacenan carga eléctrica, percibirán más carga proveniente del dedo si se sientan debajo de crestas que debajo de los valles. Los sensores usarán estos patrones para formar una imagen detallada. Pero cuando una persona muere, ese flujo de electricidad cesa, y con ello, cualquier posibilidad de interactuar con el escáner.

Referencia: Longitudinal study of fingerprint recognition. PNAS,  https://doi.org/10.1073/pnas.1410272112

Fuente:  Jhoanell Angulo

Share:

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: