Salud

pediatras recomiendan no dar jugo de frutas a bebés menores de un año

No es tan sano como piensan los padres, según la Academia Americana de Pediatras

Ni sal, ni azúcar, ni miel, ni marisco, ningún alimento con el que un bebé de menos de doce meses pueda atragantarse – como los frutos secos-, y ahora tampoco zumo de frutas. Lo dice la Academia Americana de Pediatras (AAP) en las últimas recomendaciones sobre alimentación para bebés, niños y adolescentes que han publicado.

A pesar de que históricamente el consumo de zumo de frutas ha estado recomendado por pediatras y que “se comercializa como una fuente sana y natural de vitaminas y, en algunos casos, de calcio. Debido a que el jugo sabe bien, los niños lo aceptan fácilmente. Aunque su consumo tiene algunos beneficios, también tiene potenciales efectos perjudiciales”, explican desde la Academia.

Los problemas a los que se refieren no son pocos. Por un lado al alto contenido de azúcar, “que aumenta la ingesta calórica y el riesgo de tener caries”. Y por el otro, la falta de proteínas y fibra en el zumo, que “puede provocar un peso inadecuado en los niños”, informan. Algo que puede desencadenar en el grave problema de obesidad infantil contra el que muchos países luchan, como es el caso de España, según los datos del estudio Aladino.

“El agua es el principal componente del zumo de fruta. Los carbohidratos, incluyendo sacarosa, fructosa, glucosa y sorbitol, son los siguientes nutrientes más frecuentes”, explica la AAP. La concentración de estos hidratos de carbono, que son principalmente azúcares, puede variar entre 11 y 16 gramos , mientras que la leche materna o las fórmulas infantiles tienen siete. Y esto puede exceder las cantidades de carbohidratos que el intestino del bebé es capaz de absorber.

Alimenten únicamente de leche materna a los bebés hasta aproximadamente los seis meses. No necesitan ningún nutriente adicional

Sobre estos azúcares, los pediatras de la Academia explican que “su mala absorción, cuando se consume en cantidades excesivas, puede provocar diarrea crónica, flatulencia, hinchazón y dolor abdominal”. Algo que, añaden, en muchas ocasiones se cura eliminando el exceso de zumo.

Entre las recomendaciones de la AAP para la alimentación de los bebés están:

– Alimentar únicamente de leche materna a los bebés hasta aproximadamente los seis meses. Para las madres que no puedan o quieran hacerlo, aconsejan el uso de fórmulas especiales para infantes. “No se necesita ningún nutriente adicional”, añaden.

– No hay ningún beneficio nutricional por dar zumos de frutas a los bebés menores de seis meses. Además, se corre el riesgo de sustituir la leche materna o la fórmula con estos zumos, lo que reduce el consumo de proteínas, grasas, vitaminas y minerales. “El consumo excesivo de zumo de frutas en infantes está asociado a malnutrición y bajas estaturas”, explican.

– Evitar el zumo de frutas en los bebés menores de 12 meses. En caso de darles algún zumo, lo mejor es hacerlo en vaso ya que el biberón hace que los dientes estén más expuestos a los azúcares.

– Es aconsejable el consumo de purés de frutas y pasado el primer año de edad, la AAP recomienda que se consuman como parte de las comidas o como un snack.

LaVanguardia

 

 

Share:

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: