Mundo

Paris: Un hombre con un martillo intenta agredir a tres policías frente a Notre Dame

La policía francesa vigila la zona del ataque cerca de l acatedral de Notre Dame de París (Bertrand Guay / AFP)

 El hombre gritó “¡esto es por Siria!” antes de lanzar su ataque, informó el ministro francés del Interior, Gerard Collomb

Un hombre armado con un martillo acabó con la tranquilidad que se vivía ayer por la tarde frente a la famosa catedral de Notre Dame. Su objetivo era agredir a un grupo de tres policías que estaban charlando en las inmediaciones del templo, pero sólo le dio tiempo a golpear a uno de ellos. Con su rápida intervención, los otros dos agentes dejaron al individuo tendido y herido en el suelo tras propinarle varios disparos.

 

De nuevo un lobo solitario protagoniza un atentado ‘low cost’ en nombre del Estado Islámico. La policía encontró más tarde, en el domicilio del agresor, un vídeo donde el hombre proclama su pertenencia al grupo yihadista. Las primeras investigaciones apuntan a que actuó solo, pero no se descarta que contara con la colaboración de cómplices para preparar el plan.

Algunos transeuntes se quedaron petrificados viendo el ataque mientras la mayoría echó a correr

El vídeo grabado por una de las cámaras de seguridad delante de Notre Dame muestra la sorpresa de los viandantes poco después de las cuatro de la tarde. Unos se quedaron petrificados temiéndose un atentado como el recientemente acontecido en Londres, mientras que otros reaccionaron huyendo lo más rápido posible del lugar.

El policía que recibió el golpe con el martillo cayó al suelo conmocionado, pero de inmediato sacó fuerzas para levantarse y ayudar a sus compañeros con la neutralización del hombre armado. El individuo ha sido identificado como Farid I. y es un argelino de 40 años que llegó a Francia en marzo de 2014. Dice ser traductor y estar casado con una mujer de nacionalidad sueca.

El agresor no estaba fichado por los servicios policiales y no tenía ningún historial judicial. Tras tomarle declaración explicó que tenía alquilado un estudio en una residencia de estudiantes. Hasta allí se desplazaron una quincena de la unidad de élite de la policía francesa (BRI), pero en la inspección no se encontraron armas ni explosivos.

El fuerte despliegue policial tras lo sucedido recientemente en Europa evacuó la zona y confinó en el interior de la catedral durante más de una hora a las cerca de 1.000 personas que la visitaban en ese momento. Según el ministro francés del Interior, Gerard Collomb, el hombre se hallaba en posesión, además del martillo, de “cuchillos de cocina”, lo que muestra que los ataques contra las fuerzas de seguridad se llevan a cabo “con instrumentos muy rutinarios”.

Las autoridades francesas están investigando si este lobo solitario contó con cómplice

Los agentes neutralizaron al agresor de forma inmediata (Handout / Reuters)

LaVanguardia

 

Share:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: