Mundo

Mercosur rechaza la carencia de separación de poderes en Venezuela

Mercosur exige separación de poderes y realización de elecciones pendientes en Venezuela

Canciller de Argentina: Decisión del TSJ es “la patentización de una carencia de separación de poderes” en Venezuela

Mercosur emitió un acuerdo que exige acciones concretas que verifiquen la separación de poderes, el respeto a la Asamblea Nacional y la publicación de un cronograma que garantice la realización de las elecciones pendientes. 

Cuatro de los Estados miembros del Mercado Común del Sur (Mercosur) acordaron iniciar un proceso de seguimiento, acompañamiento y ayuda a Venezuela, según lo contemplado en el tratado de Asunción y sus protocolos, para contribuir en la solución de la crisis institucional que atraviesa otro de sus integrantes: Venezuela.

Reunidos en Buenos Aires de manera urgente, los cancilleres de los países fundadores del bloque, Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay,  firmaron una declaración para fijar posición frente a “la ruptura del orden democrático de la República Bolivariana de Venezuela”, según definieron, a propósito de los últimos acontecimientos que involucraron el enfrentamiento entre los poderes Legislativo y Judicial venezolanos.

Igualmente reafirmaron en el texto que “la plena vigencia de las instituciones democráticas es condición esencial para la existencia y desarrollo del Mercosur”.

La ministra de relaciones exteriores de Argentina, Susana Malcorra, aclaró que lo decidido se trata únicamente de un proceso de acompañamiento de Venezuela, aunque no dejó de lado que este forma parte de los pasos previstos para una eventual aplicación de la cláusula democrática del Mercosur.  

Rectificaciones del TSJ no son suficientes

La canciller Malcorra comentó que si bien manejan que el TSJ decidió dejar sin efecto los aspectos relacionados con la inmunidad parlamentaria y la decisión del Poder Judicial de asumir las competencias de la Asamblea Nacional (AN), incluidos en las sentencias números 155 y 156, respectivamente, “también es cierto que lo que tiene que ver con el desacato ha seguido y se ha mantenido, y eso muestra claramente que estamos en una situación en la cual la separación de poderes, que es esencia del modelo de las instituciones democráticas, no está funcionando”.

“Hemos visto una intromisión sistemática por parte del TSJ sobre la AN y la cuestión del desacato ha sido usada sistemáticamente a lo largo del tiempo”, repitió.

Subrayó que es “sintomático y no representativo de la separación de poderes” que la reacción del TSJ se haya producido en tan poco tiempo después que se convocara la reunión del Consejo de Defensa de la Nación y luego este le solicitara la revisión de las mencionadas decisiones.

Esto es “la patentización de una carencia de separación de poderes, algo esencial en el ejercicio democrático”, destacó la diplomática.

Por eso reiteró que sigue estando en vigencia la limitación de la Asamblea Nacional de ejercer sus funciones “por el uso y abuso de la figura del desacato”.

Adelantó que el lunes los cuatro cancilleres asistirán a la sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) y plantearán la misma posición.

Los cuatro puntos del acuerdo

Ahora bien, el acuerdo de Mercosur sobre Venezuela contiene cuatro puntos concentrados en la exigencia de acciones concretas que verifiquen la auténtica separación de poderes en Venezuela, el respeto a la Asamblea Nacional y la publicación de un cronograma que garantice la realización de las elecciones pendientes.

En primer lugar, “instan al Gobierno de la República de Venezuela a adoptar inmediatamente medidas concretas, concertadas con la oposición de acuerdo a las disposiciones de la Constitución Nacional (…), para asegurar la efectiva separación de poderes, el respeto del Estado de derecho, a los derechos humanos e instituciones democráticas”.

Como segundo punto, el texto exhorta al Gobierno de Venezuela “a respetar el cronograma electoral que se deriva de la normativa institucional, restablecer la separación de poderes, garantizar el pleno goce de los derechos humanos, las garantías individuales y las libertades fundamentales, y liberar a los presos políticos”.

Susana Malcorra señaló que están abogando por que se cumplan los cronogramas para las elecciones de gobernadores y alcaldes, ambas en 2017, además de la presidencial prevista para el próximo año.

En tercer lugar decidieron “continuar las consultas entre sí, y promover consultas con la República Bolivariana de Venezuela, tendientes al restablecimiento de la plena vigencia de las instituciones democráticas de ese país, acompañando dicho proceso”.

Por último, los cuatro cancilleres firmantes de este acuerdo instruyeron a la presidencia pro témpore informar a Venezuela de lo decidido.

Ninguna expulsión de Venezuela

La representante de la diplomacia argentina explicó que a pesar de que el voto de Venezuela se encuentra suspendido del Mercosur, esta nación sigue suscribiendo el Tratado de Asunción y otros protocolos, por lo cual los Estados fundadores de este grupo aplican todos los mecanismos que pueden para acompañar en la solución de la crisis institucional que vive.

“Discutir estas cuestiones no es injerencismo, es volver a las bases de los compromisos que todos hemos adoptados cuando nos incorporamos a Mercosur y a la OEA”, afirmó Malcorra.

Igualmente explicó que ni la Carta Democrática de la OEA ni la cláusula democrática del Mercosur pretenden de inmediato la expulsión de un Estado miembro.

Estos mecanismos “no implican la expulsión del Estado involucrado, sino el seguimiento muy de cerca de la situación, un acompañamiento, la búsqueda de soluciones, un diálogo, una contribución, una ayuda para asegurar que los principios democráticos estén totalmente vigentes”.

Con informaciones de El Universal

Share:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: