Noticias

La Udef investiga por blanqueo a un empresario mimado por Hugo Chávez

La presencia de los ‘bolichicos’ en España

El empresario venezolano Alejandro Betancourt, principal inversor de la firma de gafas alicantina Hawkers y socio del español Alberto Cortina en el grupo financiero DBK Financial Group, está siendo investigado por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) de la Policía Nacional por un presunto delito de blanqueo de capitales.

Así lo confirmaron a este diario fuentes conocedoras de la investigación, centrada en operaciones inmobiliarias realizadas en España -remitidas a la Policía por el servicio de inteligencia financiera Sepblac (Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales)- y en contratos adjudicados por la empresa Petróleos de Venezuela (PDVSA) a la sociedad de construcción de plantas termoeléctricas Derwick Associates de Venezuela, participada por Betancourt y su primo Pedro Trebbau.

La investigación vincula al venezolano con movimientos de dinero de procedencia presuntamente ilícita, que entraron y salieron de cuentas bancarias españolas mediante transferencias, cheques y reintegros en efectivo, a través de la compra de inmuebles. Precisamente, una de las operaciones investigadas es la adquisición de la finca del ex presidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán, en marzo de 2012.

Se trata de la propiedad conocida como Castillo de El Alamín, en Santa Cruz del Retamar (Toledo). Esta finca salió a subasta cuando el grupo Marsans entró en concurso de acreedores, en febrero de 2011 -el inmueble era propiedad de la empresa Pulpi-. El venezolano pagó 22,8 millones de euros, siendo una de las primeras inversiones inmobiliarias que hizo en España.

La adquisición se hizo a través de la sociedad española Derwick Associates International, registrada hoy como Compañía de Inversiones Agrícolas Trieste. Seis días antes de que se produjera el pago, el banco JP Morgan Chase Bank NA Private, en Nueva York, cuyo titular era Derwick Associates Corporation, transfirió 28,7 millones a la española Derwick Associates bajo el concepto de préstamo participativo.

El intermediario de Betancourt en la compra de la finca fue Miguel Palomo Danko, hijo del torero recién fallecido Sebastián Palomo Linares. Miguel Palomo cobró 806.940 euros de comisión.

Betancourt es considerado un bolichico, término que se acuñó en Venezuela para denominar a un grupo de jóvenes empresarios, de entre 35 y 40 años, que consiguió amasar una fortuna entre 2009 y 2011 gracias a contratos adjudicados por el Gobierno de Hugo Chávez. En concreto, por las empresas PDVSA y Electricidad de Caracas, que llegaron a adjudicar hasta 11 contratos a Derwick Associates de Venezuela en esos tres años.

El Sepblac remitió a la Policía una treintena de operaciones sospechosas, entre las que se encuentra la creación de empresas, por parte de terceros, que después fueron vendidas a Betancourt y a Trebbau y estos, a su vez, a otras sociedades radicadas en paraísos fiscales, según consta en la información que obra en poder de la Policía. Las empresas se usan para hacer inversiones inmobiliarias, siendo el ciudadano venezolano José Alfredo Blanco la persona que las constituye.

Según los datos que constan en el Registro Mercantil, Blanco registró tres sociedades entre 2010 y 2011. Se trata de Guanabana Real State, Eiffel Real State y Compañía de Inversiones Agrícolas Trieste. Sólo esta última dispone de empleados. La investigación advierte nula actividad empresarial en Guanabana Real State y en Eiffel Real State.

Además del mercado inmobiliario, Betancourt y Trebbau han realizado inversiones en el mercado energético español. En concreto, en la vasca Zigor Corporación, donde Trebbau es presidente desde el 14 de marzo de 2017 y Betancourt fue consejero hasta el 14 de julio de 2016, según los datos que obran en el Registro Mercantil.

Desde el 20 de octubre de 2016, Betancourt es también presidente del holding Saldum Ventures, propietario de la compañía de distribución de gafas de sol Hawkers. Entró en esta sociedad como accionista principal, tras invertir 50 millones de euros y rescatar a la empresa, que estaba al borde de la quiebra.

El Sepblac remitió también a la Policía información que vincula a Betancourt con un antiguo alto cargo del Gobierno de Chávez, en prisión preventiva en la cárcel de Soto del Real (Madrid) desde el pasado 27 de octubre, por un presunto delito de blanqueo. Se trata de Nervis Villalobos, ex viceministro de Energía Eléctrica de Venezuela entre 2001 y 2006. Villalobos está en prisión por la investigación por blanqueo abierta en el Juzgado de Instrucción número 41 de Madrid. Estados Unidos pidió su extradición.

 

 

Share:

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: