Mundo

La posibilidad de un tercer partido en EE. UU.

El sistema bipartidista estadounidense podría resquebrajarse, gracias a Donald Trump.

El actual presidente cambió de afiliación partidista por lo menos cinco veces antes de lanzar su más reciente candidatura, y el hecho de que no tenga vínculos tan arraigados con los republicanos se han vuelto notorio también durante su gestión. La semana pasada llegó a un acuerdo con los demócratas, técnicamente opositores, para proveer fondos para la reconstrucción de Houston después del huracán Harvey y aumentar el techo de la deuda estadounidense.

Ese nivel de independencia del sistema partidista tradicional estadounidense podría significar el surgimiento de un tercer partido, al redefinir lo que significa ser un republicano: “Antes de Trump, la batalla interna era sobre si ser pragmáticos o ser puristas”, dijo el diputado Charlie Dent, republicano por Pensilvania que acaba de anunciar su retiro de la política. “Ahora, con Trump, la división es básicamente qué tan leal es uno al presidente”.

Share:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: