Mundo

El FBI investiga nexos de la campaña de Trump con Rusia

James Comey, director del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por su sigla en inglés), descartó que haya sustento para las insinuaciones del presidente Trump acerca de que la administración Obama lo espiara.| NCredit Eric Thayer para The New York Times

Por Matt Apuzzo , Matthew Rosenberg y Emmarie Huetteman

WASHINGTON — Este lunes, el director del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por su sigla en inglés), James Comey, anunció que el buró está investigando si hubo miembros de la campaña del presidente Donald Trump que estuvieran coludidos con Rusia para influir en las elecciones de 2016.

Comey también desestimó la acusación de Trump según la cual su predecesor espió sus conversaciones telefónicas durante la campaña, un alegato sensacional, pero sin fundamentos que ha servido para distraer la atención del debate público alrededor de la interferencia rusa en las elecciones.

Para el FBI, las investigaciones de contrainteligencia son de los casos más complicados y que consumen más tiempo, lo cual podría presagiar una nube de investigación federal de años sobre la administración de Trump.

En enero, las agencias de inteligencia de Estados Unidos concluyeron que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ordenó personalmente una labor encubierta para minar las oportunidades de Hillary Clinton y ayudar a Trump.

Comey señaló que el FBI estaba “investigando el origen de cualquier vínculo entre individuos asociados a la campaña de Trump y el gobierno ruso, y si hubo cualquier tipo de coordinación entre la campaña y la intromisión de Rusia”.

Los funcionarios estadounidenses afirmaron que hasta el momento no habían encontrado ninguna prueba de lo anterior. Sin embargo, hay exfuncionarios, y algunos otros que permanecen en sus cargos, que aseguran haber descubierto evidencias de que hubo gente asociada con Trump que tuvo contacto en repetidas ocasiones con funcionarios de Rusia, entre ellos gente vinculada con la inteligencia rusa.

Los demócratas listaron esas conexiones con Rusia y algunas otras para mostrar a Trump como un candidato que tenía opiniones a favor de Rusia y coqueteaba con los intereses rusos.

“¿Será posible que no haya ninguna relación entre todos esos sucesos e informes, y que todo sea una coincidencia completamente desafortunada?”, cuestionó el congresista Adam B. Schiff de California, líder demócrata del comité. “Sí, es posible. Pero también es posible, tal vez más que posible, que sí haya una relación y no sea una coincidencia aislada”.

Trump empezó el día con publicaciones en Twitter que negaban cualquier conspiración con Rusia y criticaban las fugas de información clasificada de la investigación. Para el mediodía, la Casa Blanca estaba citando el testimonio de Comey para sugerir que podría haber miembros de la administración de Obama coordinando las filtraciones en contra de Trump.

Los republicanos hicieron acusaciones similares en el Capitolio y usaron las preguntas hacia Comey para criticar la cobertura mediática de la investigación de Rusia y reprender a los funcionarios gubernamentales que hablaron con periodistas de manera anónima. El congresista republicano de California Devin Nunes, presidente del comité, afirmó que era prioritario erradicar esas fugas de información.

NYTimes

Share:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: