Puedes ver su aspecto en este vídeo de presentación:

¿Cómo consigue MSI meter semejante hardware en un PC compacto de apenas 10 litros de volumen?

Como más potente sea el hardware más calor genera, así que se necesita una carcasa grande para que el calor no se acumule, y refrigeración eficiente para disiparlo fuera. Por eso los PC compactos (y las consolas) tienen un hardware limitado, porque su carcasa no es muy grande.

En cambio, MSI Trident X presume de un procesador Intel Core i9-9900K, el más potente para jugar, y la tarjeta gráfica más brutal que hay ahora, NVIDIA RTX 2080Ti, en una caja cuatro veces más pequeña que un PC Gamingconvencional:

MSI Trident X

MSI utiliza una tecnología propia llamada Silent Storm Cooling. Lo que hace es crear tres flujos de aire independientes para las tres componentes que más calor generan: la CPU, la GPU o tarjeta gráfica, y la PSU o fuente de alimentación. Según MSI, este sistema de tres flujos de aire consigue refrigerar el interior del MSI Trident X de forma mucho más eficiente, por eso puede usar un hardware tan potente.

Comprueba si MSI Trident X ya está a la venta en Amazon

El PC Compacto más potente del mundo incorpora otro hardware interesante: un disco M.2, dos disco duros de 2.5 pulgadas, audio 7,1, conexiones USB 2.0, 3.0 y Tipo C, salidas HDMI y DisplayPort, Bluetooth 4.2, WiFi de doble banda, y fuente de alimentación de hasta 650W. También se vende en configuraciones más asequibles.

MSI Trident X se pondrá a la venta en noviembre con precios a partir de 2.299 dólares.