Noticias

Consejo de Seguridad de la ONU, bajo la fórmula Arria, analiza crisis en Venezuela

El Consejo de Seguridad de la ONU celebra una reunión la tarde de este lunes en la que analiza  la crisis en Venezuela.

Para darle inicio a la discusión, el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, reclamó hoy en la ONU que la comunidad internacional actúe contra el Gobierno venezolano.

Almagro, en una reunión informal del Consejo de Seguridad, defendió que ningún país “puede ignorar lo que está sucediendo en Venezuela” ni ser “complaciente con la violación sistemática de los derechos humanos” por parte del Ejecutivo.

“No existe argumento político, jurídico o económico que justifique ir de la mano de los asesinos y de los torturadores”, subrayó.

El excanciller uruguayo, una voz muy crítica con el Gobierno venezolano, insistió en que “el régimen de Caracas presenta una amenaza constante para la prosperidad, la salud y la vida de los ciudadanos” y supone un “factor esencial de desestabilización social y política en la región”.

Por ello, consideró que el Consejo de Seguridad debe ocuparse de la crisis, a pesar de que varios de sus miembros se oponen por creer que la situación no supone una amenaza para la paz y la seguridad internacionales y, por tanto, no entra en su mandato.

Almagro, sin embargo, advirtió que “el silencio” o las “excusas metodológicas” en el ámbito internacional “son de las principales causas para que el régimen venezolano aún torture, asesine, persiga y tenga presos de conciencia”.

Por ello, argumentó que hay sólo dos opciones: “Que intereses políticos, ideológicos, económicos o personales nos hagan mirar para el costado o que cumplamos con nuestro deber, con nuestros valores, actuando en favor de la restitución de las libertades fundamentales en Venezuela”.

Almagro insistió en que “es hora de tomar las medidas necesarias” para superar la crisis en Venezuela, entre las que incluyó “sanciones cada vez más severas” contra el Gobierno y un embargo petrolero.

“La muerte, la pobreza y el sufrimiento son responsabilidad directa de este Gobierno, de su ineficiencia, de sus actividades criminales y de su corrupción”, recalcó.

La de Almagro fue la primera intervención en una reunión informal del Consejo de Seguridad de la ONU organizada por Estados Unidos, que el pasado mayo trató sin éxito de incluir la crisis venezolana en la agenda oficial de este órgano.

Solicitada de manera conjunta por Estados Unidos e Italia, la reunión se llevará a cabo bajo la “Fórmula Arria” y no dará lugar a resultados específicos, como la aprobación de una resolución.

Este formato permite una discusión informal entre los miembros del Consejo de Seguridad y a ella pueden asistir invitados, ya se trate de países, de organizaciones o de individuos, que se ven afectados por el tema que se aborda.

Esta fórmula fue creada cuando el venezolano Diego Arria presidía el Consejo de Seguridad, con la finalidad de evaluar la crisis de los Balcanes en 1992.

De acuerdo con la información diplomática, el encuentro será abierto a los medios y permitirá a los miembros del órgano conocer de primera mano la situación política, económica y social de Venezuela.

En él participarán el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein; el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro; el titular de Cáritas Internacional en la ONU, Joseph Cornelius Donnelly, y el coordinador internacional de Foro Penal Venezolano, Julio Henríquez.

Asimismo, la reunión dará la oportunidad a los presentes de debatir el rol de la comunidad internacional y de las organizaciones regionales, en la búsqueda de una solución política a la crisis venezolana y en el acceso de ayuda humanitaria a quienes lo necesitan.

El embajador de Venezuela ante la ONU, Rafael Ramírez, acusó esta semana a Estados Unidos de tratar de desestabilizar a su país tras conocerse que podría abordarse el tema en el Consejo de Seguridad.

El máximo órgano de decisión de la ONU ya lo trató el pasado mayo sin que se produjesen conclusiones conjuntas, aunque varios países consideraron que la crisis venezolana no es un asunto que deba ocupar al consejo por no revestir una amenaza para la paz y la seguridad.

MUD colaboracionista con el Gobierno

En opinión de Diego Arriga, representantes de la colación politica venezolana MUD estaría realizando gestiones para que esta reunión del proximo lunes no se lleve a cabo.

La demanda de la MUD, que según Arria fue rechazada, intentó retrasar la reunión para no entorpecer el nuevo proceso de diálogo que el Gobierno chavista y la oposición tienen previsto comenzar este miércoles próximo en República Dominicana bajo los auspicios del Gobierno anfitrión.

Las declaraciones de Arria -que vive en Estados Unidos y también hizo la denuncia en Twitter- fueron recogidas por varios medios locales.

En desarrollo…

Share:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: