Mundo

54% de los italianos no quieren que hijos de inmigrantes tengan la nacionalidad italiana

La mayoría de los italianos actualmente no quiere que se otorgue la nacionalidad a los hijos de inmigrantes nacidos en italia

Los italianos han dado un giro espectacular: Hace seis años el 71 por 100 estaba a favor de conceder la nacionalidad, hoy el 54 por 100 es contrario. Durante la crisis, más de medio millón de italianos se marcaron al extranjero en busca de trabajo

Por Ángel Gómez Fuentes 

Los italianos han dado un giro espectacular en relación con la inmigración. Hace seis años el 71 % de los ciudadanos era partidario de conceder la nacionalidad a los hijos de inmigrantes nacidos en Italia. Hoy ese porcentaje se ha dado completamente la vuelta: La mayoría, el 54 %, se oponen, según el último sondeo Ipsos publicado este fin de semana. Se explica así la fuerte tensión que se está produciendo en el parlamento sobre el «ius soli», la ley para otorgar la nacionalidad a inmigrantes. El presidente de Ipsos, Nando Pagnocelli, explica así el rotundo cambio de opinión de los italianos sobre el «ius soli» en seis años: «En general la presencia de inmigrantes suscita preocupación porque se estima que son demasiado numerosos, son un peso para las cuentas públicas y compiten con los italianos en el mercado del trabajo. Por no hablar de los riesgos de la seguridad, no solo por lo que se refiere a episodios de microcriminalidad (atracos a las personas, robos en los apartamentos, pequeños traficantes de droga, etc), sino también por la posible presencia de terroristas», concluye el analista Pagnoncelli en el Corriere.

División y tensión en el parlamento

Este tema está ahora mismo en el centro del debate político y en el Senado, que debe aprobar el «ius soli», la ley que prevé conceder nacionalidad a todos los hijos de extranjeros que nazcan en Italia. El texto ya fue aprobado en la Cámara de diputados en el 2015, con el apoyo del centro-izquierda y la firme oposición de Forza Italia de Berlusconi, Liga Norte, Hermanos de Italia, y la abstención de los populistas del Movimiento 5 Estrellas (M5E). Desde entonces, este partido del cómico Grillo ha dado también un fuerte giro: El M5E se opone enérgicamente a la ley, lo que se explica por el afán de Grillo de cazar votos en amplios sectores de la población contrarios a la inmigración incontrolada que se registra en Italia. Para este año se espera la llegada de unos 200.000 inmigrantes, lo que constituiría un récord. De aprobarse la nueva ley, los potenciales nuevos ciudadanos italianos serían 600.000, hijos de inmigrantes nacidos en Italia desde el 1998 hasta hoy, y cuyos padres residen en este país desde al menos 5 años. A estos se podrían añadir otros 178.000 por el «ius cultural», otorgados a inmigrantes nacidos en el extranjero, llegados a Italia antes de los 12 años, que hayan completado 5 años de escuela en Italia.

Más de medio millón de italianos emigraron

Al tiempo que los italianos ven lo que la extrema derecha considera una «invasión» de inmigrantes, en el país aumenta la inquietud por el desempleo (12 % en general, y casi 2l 40 % entre los jóvenes) y la «huida» de los italianos para buscar trabajo en el extranjero. El Observatorio de los consultores del trabajo ha ofrecido un dato que supone una impresionante fotografía sobre la realidad del país en este campo: Desde el 2008, año en que comienza la crisis, hasta el 2016, más de medio millón de italianos se han marchado al extranjero en busca de trabajo. Se explica así que los ciudadanos, sobre todo los jóvenes, acusen a los políticos y manifiesten en las urnas su voto de protesta.

ABC

Share:

1 comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: