Mundo

40 países musulmanes conformaron la Alianza Islámica Antiterrorista (AIA)

Mohamed bin Salman, en el centro de la imagen, en la foto de familia de la Alianza, en Riad – REUTERS

Con la promesa de cooperar en todos los ámbitos contra el extremismo

La iniciativa está impulsada por el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman; Qatar no estuvo presente en la firma en Riad

Cuarenta países musulmanes y las autoridades palestinas -todos ellos gobernados por la secta suní, la mayoritaria en el islam- pusieron ayer en marcha la Alianza Islámica Antiterrorista (AIA), con la primera reunión de ministros de Defensa celebrada en Riad casi dos años después de su fundación y con la promesa de cooperar en todos los ámbitos contra el extremismo. Al término del encuentro en la capital saudí, los participantes emitieron un comunicado en el que declararon que «el terrorismo representa un desafío para la seguridad y la paz internacional que sobrepasa las fronteras de los países y es ahora más fuerte que nunca».

Por ello, los participantes acordaron «cooperar para luchar contra el terrorismo a través del trabajo en equipo organizado», destacó el mariscal Abdalá Saleh, el secretario general de la alianza. Qatar, también suní, figura en la lista de países de la AIA según la agencia de noticias saudí, pero ayer no participó en la reunión inaugural. Desde junio, Arabia Saudí y otros tres países árabes aplican un duro boicot sobre el régimen qatarí, al que acusan de ayudar al «terrorismo islámico». El ministro de Economía qatarí estuvo, en cambio, ayer en Teherán para ampliar los vínculos comerciales de su país con Irán-potencia chií- y suavizar el boicot.

En su primera reunión, los 41 miembros de la Alianza aprobaron establecer un «mecanismo completo para hacer frente al terrorismo a nivel ideológico, mediático, financiero y militar», según el comunicado. En el ámbito ideológico, destacaron «la importancia de denunciar el pensamiento extremista para poner fin a su expansión e influencia sobre los individuos y sociedades, mostrando los valores del islam moderado y su capacidad para convivir con los demás».

En este sentido también se expresó el anfitrión, el príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman, en la inauguración de la reunión: «El terrorismo ha distorsionado la reputación de nuestra religión», aseguró. Asimismo, subrayó que los países islámicos han enviando un «mensaje fuerte» de que están «trabajando juntos» contra el yihadismo con su presencia en Riad.«Hoy afirmamos que perseguiremos el terrorismo hasta que sea erradicado completamente», agregó el príncipe, que también es ministro de Defensa de su país. Aunque no se mencionaron movimientos terroristas concretos, ni países, en la mente -y las declaraciones individuales- de todos están grupos como Daesh, Al Qaida, o las organizaciones chiíes apoyadas por Irán en el Líbano (Hizbolá) y en Yemen (los rebeldes hutíes).

No se mencionaron medios concretos, ni militares ni políticos, para sus fines, más allá de la posible creación de una fuerza de intervención de 35.000 militares aportados por todos. Además del reino saudí, los integrantes de la AIA son Afganistán, Baréin, Bangladesh, Benín, Burkina Faso, Brunei, Catar, Chad, Comoros, Costa de Marfil, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Gabón, Gambia, Guinea, Guinea Bissau, Jordania, Kuwait, Líbano, Libia, Maldivas, Mali, Mauritania, Marruecos, Malasia, Níger, Nigeria, Omán, Pakistán, Palestina, Sierra Leona, Somalia, Senegal, Sudán, Togo, Túnez, Turquía, Uganda, Yemen y Yibuti.

ABC

Share:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: